El diseño web no lo es todo: por qué tu página le debe mucho al posicionamiento

El diseño web no lo es todo: por qué tu página le debe mucho al posicionamiento

La importancia del SEO en la visibilidad online

Quienes atesoramos a nuestras espaldas varios años al servicio del marketing digital lo tenemos claro: un buen diseño es necesario para que una página web funcione, pero también lo es trabajar sobre el posicionamiento de la misma. 

Esto puede hacerse de muchas formas y todas ellas contribuirán a potenciar la eficacia de la web, más aún si se trata de un ecommerce.

Confía en las estrategias y herramientas de posicionamiento y haz que tu página web trabaje realmente por tu negocio.

Porque de nada te servirá una página bonita, atractiva, usable, perfectamente concebida y desarrollada, simple y directa si no sabes colocarla en el lugar que se merece, si no logras visibilizarla.

Posicionamiento web como estrategia de marketing digital

El denominado SEO o posicionamiento orgánico, aquel que llevamos a cabo desde la propia página web, al margen de servicios de pago como los anuncios, ofrece grandes beneficios.

El objetivo número uno del SEO es lograr que una página se muestre en los primeros puestos de Google para determinadas búsquedas, aquellas que tienen que ver con nuestros principales productos o servicios. Lograr esta hazaña te permitirá incrementar el número de visitas a tu página de manera exponencial y con ellas, el número de ventas.

Y ahora te preguntarás, ¿cómo hacer una web optimizada en SEO? Para ello, es necesario que un grupo de profesionales expertos en posicionamiento orgánico defina:

  • Los objetivos de la web como herramienta al servicio de tu empresa o marca.
  • El público objetivo o buyer persona.
  • El área geográfica a la que te quieres dirigir.
  • Los servicios o productos más relevantes o que deben ser potenciados.
  • La capacidad y presupuesto para hacer del contenido tu gran aliado en el posicionamiento orgánico.
  • Las principales palabras claves a emplear, tanto las más relevantes como las más adecuadas para tu negocio.

Todos estos factores deben ser marcados y sobre ellos, trazar una estrategia concreta y delimitada en el tiempo. Esto requiere pericia y tiempo.

Lo que no debes olvidar

Para que una estrategia SEO dé resultados, debemos de partir de una web con unos mínimos. Estos son: 

  • Que la página esté correctamente indexada y habilitada para que los motores de búsqueda o bots den con ella.
  • Que todas las metaetiquetas, etiquetas y metadescripciones sean correctas (título, descripción, H1, H2, etc.).
  • Que todas las URL sean amigables.
  • Que no existan enlaces rotos y que el enlazado interno y externo sea correcto.
  • Que el contenido de la página sea de calidad.
  • Que esta albergue la posibilidad de crear y publicar elementos novedosos de forma recurrente (FAQ, blog corporativo, canal de noticias, etc.) siguiendo una correcta estrategia de marketing de contenidos.
  • Que se aplique un diseño responsive en la web, optimizado para dispositivos móviles.
  • Que tu empresa y web estén registradas en Google My Business.

Si no has entendido ni la mitad de las cosas señaladas arriba, es hora de contratar un servicio profesional. El SEO no es una cosa baladí, como todo en esta vida, requiere de manos expertas.