Contenidos patrocinados, no todos espantan al lector

Contenidos patrocinados, no todos espantan al lector

Los contenidos patrocinados conviven con nosotros diariamente

Mucho se ha avanzado, afortunadamente, en la temática, presentación y publicación de los contenidos patrocinados.

Hace tan solo una década, estos se limitaban a contar las bondades y el buen hacer de una firma o marca concreta, a informar sobre un proyecto corporativo singular o a presentar promociones comerciales.

Sin embargo, los nativos de internet han sabido pasar por encima de este tipo de contenidos haciendo caso omiso tan si quiera al título, ofreciendo una estrategia basada en el marketing de contenidos.

Las nuevas generaciones desean contenidos útiles, emocionales y que despierten su interés porque estén ligados a un uso o vivencia personal.

De hecho, las marcas se han percatado de ello y han comenzado a publicar en medios online contenidos patrocinados altamente exitosos. Han tardado en llegar, pero lo han conseguido. Los contenidos patrocinados ya no espantan al lector, todo lo contrario.

Los casos actuales más sonados

En el caso de la prensa digital, hemos visto como las marcas acaparan espacios enteros en los diarios de mayor audiencia (una pestaña en exclusiva y una o dos noticias destacadas en la home).

Y lo han conseguido ofreciendo contenidos relevantes que, por un lado, se acercan a los intereses de los lectores de ese medio concreto y, por otro, responden a un formato atractivo para el público.

Es el caso de los contenidos publicados por eldiario.es bajo el epígrafe Contenido EDCreativo, que además de distinguirse gráficamente adjuntan una leyenda en la que puede leerse que ese contenido está realizado por un anunciante.

Otros casos similares que podrían interpretarse como contenido patrocinado (aunque no lo sean de forma expresa) son los de Vodafone en elpais.com, pues la marca publica contenidos de cosecha propia en la home del diario y mantiene una pestaña titulada “El futuro es apasionante” con informaciones interesantes para el lector sobre tecnología y telecomunicaciones, o la del BBVA en abc.es bajo el título “Compartiendo conocimiento”, con características muy similares a las del ejemplo anterior. En ambos casos las noticias se destacan gráficamente y puede leerse “un proyecto de…” con el nombre de la marca encargada de los contenidos.

Publicados en el lugar y momento adecuados

Todas estas empresas, aquellas que figuran tras los contenidos patrocinados, están bien ganando presencia en internet, bien incrementando el tráfico a sus páginas web de referencia o bien publicitando su marca y actividad de forma indirecta ante un público masivo, dependiendo de cuales sean sus objetivos. Lo que es cierto es que, en general, todas ellas, están haciendo marca y mostrando una imagen de transparencia e innovación muy eficaz, además de convertirse en auténticos referentes para ciertas temáticas de la mano de contenidos de gran calidad, lo cual aumenta el engagement hacia la compañía.

Lo importante para no enfrentarse a un rechazo frontal de los lectores ni dañar la credibilidad del medio que los acoge es que ese contenido patrocinado informe claramente a los lectores de esta característica y que, además, ofrezca información interesante y objetiva. Es decir, se trata no de vender un producto o servicio, sino de vender el espíritu de marca, un sentimiento, una forma de entender el mundo.

Ahora que eres consciente del impacto de esta modalidad de publicidad online ¿Hablamos?